• Abril 3, 2018

 

OBJETIVOS DE PROGRAMA:


Capacitar y Formar Terapeutas para que puedan trabajar con personas, parejas, familias o grupos de personas que presenten dificultades, dentro de un espacio de normalidad, promoviendo correcciones oportunas y adecuadas. El espacio de normalidad debe entenderse desde el punto de vista del desarrollo pleno y feliz del individuo.

Podrá acompañar, ayudar y contener a personas durante las crisis vitales y conflictos existenciales a través de una cálida relación personal, que ofrece un ambiente de aceptación incondicional, empatía y profunda comprensión. Se trabaja desde un enfoque integral de las diferentes escuelas del conocimiento, utilizando aquellas herramientas practicas generadoras de autoconocimiento, cambios conductuales y transformaciones internas permanentes. El marco afectivo ofrecido posibilita al consultante sentirse en confianza, aceptado, respetado, cómodo y apoyado, para poder abrirse y conectarse con lo que siente y lo que necesita. Se pone siempre el acento en el núcleo positivo de la persona, en sus potencialidades y en una perspectiva del ser humano como parte del universo y la vida misma.