• Mayo 8, 2018

 

ORIENTACIÓN DEL PROGRAMA:

El estudiante va adquiriendo, mediante la permanente puesta en práctica de las herramientas, experiencia en la atención supervisada de pacientes, apoyado por un equipo docente -enfocado en una formación distintiva, eficiente y respetuosa de la interdependencia mente/cuerpo/alma-, va desarrollando una formación psicológica, cognitiva, metodológica y comunicacional, que le permitirá realizar una conversación terapéutica, un trato empático y la capacidad de adquirir información relevante del paciente –diagnosis- para la aplicación adecuada de las herramientas terapéuticas. 

Pretendemos el logro de una coherencia entre lo que enseñamos y practicamos. El propósito es formar un “Orientador Terapéutico” capaz, honesto, preparado, resuelto y orientado a una búsqueda permanente de su propia salud y la del paciente.